jueves, 13 de agosto de 2015

Héctor en busca de la felicidad

"Evitar la infelicidad, no es el camino a la felicidad"


Quiero aprender a ser feliz y aprender a hacer feliz, dos cosas muy distintas e igualmente importantes.
Ser única, usar los cinco sentidos para apreciar todo el enorme mundo que me rodea, distinguir los segundos esos que te llenan el alma.
El tema es cómo lograr que ser feliz, sea una costumbre diaria, como ducharse o lavarse los dientes.
Cómo contagiarla cual plaga mortífera, creer y aceptar que si es posible estar en un periodo feliz, agrandarlo y crear un Big Bang de felicidad que se coma y digiera cada tristeza, sin hacerla desaparecer por completo, eso es muy importante, ya que si y solo si hemos sido profundamente infelices valoraremos al 100% la felicidad actual.
Claro como el agua es que el pasado nos acosa, como pesadilla infantil, aprender a despertar a tiempo, llorar, gritar y desahogar. 
¿Por cuanto tiempo podemos mantenernos felices?, ojalá mucho mas de lo que podemos soportar sumergirnos bajo el mar. ¿Será solo cuestión de entrenamiento mental, de disposición y decisión?
Esperanza arma de doble filo, a esa hay que tenerla bien cerca como esos enemigos que bajo el ojo podemos controlar, no dejarla crecer como mala hierba. La mala hierba asfixia las pequeñas flores silvestres que nacen y se cuidan solas.

martes, 17 de febrero de 2015

IMPOTENCIA

La impotencia es el sentimiento que por lejos ha gobernado mi vida,
el saberte lejos, frío, sórdido, renuente inclusive indolente.
No poder hacerte entender lo que siento, como si fuera incierto que el amor es un idioma universal.
Veo pasar los autos mucho mas lento de lo que pasan los años, las fuerzas se agotan y la pereza de vivir se apodera de cada segundo de mi ser.
Solitaria y conmovedora espera, espera que incomoda al deseo de sentir los cálidos abrazos que hace años solías darme, estoy realmente agónica de la vida, del respiro, circulo sin rumbo por la calle, esperado encontrar esa sorpresa que no me sorprende jamás.
Seco los recuerdos que ruedan por mi mejilla, ya cada ves menos constantes, pero no menos dolorosos.
Una tregua, necesito un escape a ese sentimiento, nada me conmueve, nada me ilusiona y peor nada me inspira.
Suena el televisor como maquinaria pesada en una cuidad llena de desconocidos, la música antes anestésica hoy sólo mas excita la herida que no sana mas.
La gente pasa por mi lado sin reconocerme, soy un turista en mi propia existencia, vacaciones inertes, asfixiantes, infinitas.
La pregunta que me viene a la mente es ¿quien soy?, ¿para qué quiero ser?, quiero ser la luna, pálida, solitaria insomne, poco visitada, mirada desde lejos por estúpidos curiosos que no son capaces de abrazarla y darle un poco del calor, que para otros derrochan a diestra y siniestra.
Soy algo al fin! algo que se mira desde lejos, que no se toca, que no es digno de la compañía de ese SOL que representas en mi vida.
Que impotencia siente la menguante de no poseer al astro rey, de rodearse de la nada, del espacio infinito con estrellas plata que no cumplen su función.
Sáquenme de aquí este dolor que el pecho se revienta y empapa de rojo mi sábana.
IMPOTENCIA eso es lo que gobierna estas letras, que a nadie le interesan, ni siquiera a mi.

jueves, 29 de agosto de 2013

Sin título

No me fío de los buenos hábitos,
Del beso al despertar,
Del buenos días,
De las buenas noches,
De un gracias
O un por favor.

No me fío
De lo que dices
Y mucho menos de lo que callas

Confío en tu compañía
En tu hombro,
En la caricia diaria,
En tomar el té juntos,
en el reposo de nuestro día.

Confío en nuestra risa compartida
y en esa discusión tonta…
que sólo nos lleva a amarnos más…


miércoles, 26 de junio de 2013

Gris

Hoy es un día gris, me propongo descubrir si es el cielo nublado, mis ojos cansados, mi alma apagada o tan solo el reflejo del televisor. Añoro el sol, el calor del medio día, el verde del pasto y a ti.
Cómo se hace para volver a comenzar en estos minutos en que estoy fatigada de ganas, sumergida en este bullicio del tiempo que no me deja oír mi entumecido corazón.
Te busco en la calle, te imagino en la mesa, te pienso en la cama, te extraño mas que nunca.
La vida es injusta con muchos y terriblemente cruel con mas... a mi sólo me ha tocado el lado rosa, el suave y blando, lo se... pero aun así no dejo de lamentarte.
Cierro los ojos y las ventanas , las cortinas empolvadas y el ropero lleno hasta el tope de recuerdos...


martes, 25 de septiembre de 2012

25 de Septiembre de 2012

 Te oí... quizás parecía que no ponía atención... pues no te veia a los ojos... pero ame lo que dijiste... lo repetiré en mi mente una y otra vez, hasta memorizar cada palabra!... y por fin, fue 25 de Septiembre...
Mañana sólo quedará el eco, rebotando en mi recuerdo, buscando escapar por mi boca, te iré dejando ir gota a gota..

sábado, 1 de septiembre de 2012

Como si fuera ayer...

Hay personas que llevo tan guardadas en el alma, tan dentro, que por largos periodos olvidas que existen, pasa con personas que años  no veo, ni se de ellas, es como si dejaran de existir, borras todo lo que te unió a ellas...
Revisando fotografías, me emociona descubrir que con solo verlas... comienza a emerger todo como si fuera ayer...

sábado, 25 de agosto de 2012

El viaje




Todo comenzó como un inofensivo viaje, una aventura de aquellas que transforman tu vida en 180º,
partí ilusionada y feliz. Hice grandes maletas con todo lo que me pudiera recordar mi tierra fértil donde crecí.
Intencionalmente deje trozos de mi pasado escondidos en lugares estratégicos, y con personas especiales, así cuando volviera sobre mis pisadas no me pareciera un lugar extraño.
Al llegar a mi destino, el que me prometía no una felicidad agobiante y absoluta, sino mas bien un pasar tranquilo y alejado del bullicio al que había estado sumergida tanto tiempo, encontré gente aparentemente cercana y a veces mas triste que yo, no empaque problemas, no empaque angustia ni melancolía, sin embargo tomaron un vuelo directo, por que llegaron antes de que me diera cuenta.

La vida lejos del verde campo, del ruidoso mar y de mi dulce madre es sin decirlo menos, enloquecedora.

Durante todos estos interminables meses busco una razón para quedarme y cada vez que creo encontrarla... se me desvanece, tal cual se me ha ido desvaneciendo tu imagen antes nítida en mi retina, hoy casi invisible.
La vida es una suerte de casino donde apuestas tus fichas, pero nunca sabes si ganas o pierdes, hasta ese día que para todos se avecina donde vemos pasar como en una película todo lo que vivimos... paradójicamente justo antes de morir. Ahí y solo ahí podremos decir... me equivoque.